Lá da Venda y la merienda

Me gusta merendar por las tardes, juntarme el sábado con una amiga y charlar o estudiar café de por medio. Con tostadas integrales, cookies o una porción de torta. También sentarme en alguna mesa aislada y, con un rico té en la mano, leer y escribir un poco.

En Buenos Aires son varios los cafecitos que conquistaron mi corazón. Depende de la ocasión, siempre hay algún lugar de la ciudad donde me gusta sentarme a merendar. A veces es sólo cuestión de caminar y que un nuevo local nos encuentre a nosotros!

Es la merienda vuelta ritual de tarde.

lá da venda fue el primer cafecito en #sãopaulo que consiguió hacerme sentir en buenos aires.. siempre vuelvo 💛☕

A post shared by Lucía – de postales urbanas (@depostalesurbanas) on

Me llevó un tiempo descubrir en São Paulo un sitio que me hiciese sentir de esa forma y creo que en parte es porque la costumbre del café/té de tarde es más fuerte en Argentina que en Brasil: que me disculpen, pero un lanche no es una merienda (afirmación que puede ser puesta en duda, no quiero ser tajante).

Lá da Venda es un local ubicado en la Rua Harmonia 161 en el barrio de Vila Madalena (para conocer más sobre el barrio y sobre la Rua Harmonia pueden leer este post aquí). Con unas mesitas en el frente y una bicicleta con un cesto de flores, da la bienvenida a sus visitantes que al ingresar se encuentran con un almacén-bazar montado en su ambiente interior. Delantales bordados, tacitas de chapón coloridas para tomar café, muñecos de tela con ojos-botones, cafeteras, utensilios vintage de cocina y un sinfín de artesanías son expuestas en ese cálido ambiente.

Lá da venda

Lá da venda

Lá da venda

De uno de los lados, una barra con mostrador donde están exhibidas las delicias que componen el cardápio armado por su Chef Heloisa Bacellar: bolo de chocolate, bolo de cenoura (de zanahoria, riquísimo!), arroz con leche, maria-molepão de queijo (fue elegido como uno de los mejores de São Paulo! Sospecho que es hecho con gorgonzola mezclado con algún otro queso), cheesecake de guayaba, brigadeiros, tarta de pera y demás delikatessen.

A los que no les gusta el café, les recomiendo los jugos orgánicos (el de manzana y el de mandarina fueron los que más me gustaron). Además pueden consultar las opciones de almuerzo y cena que Lá da Venda ofrece!

Lá da venda

Al final de ese galpón renovado, la cocina y un patio interno con más mesas. Las paredes fueron simpáticamente decoradas con latas vacías convertidas en macetas; latas de aceite, de galletas, recicladas y colgadas con helechos y otras plantas.

Sobre las mesas pueden verse mini-regaderas de lata forradas en tela que contienen sobrecitos de azúcar orgánica y edulcorante, así como una flor dentro de un pequeño frasco de vidrio.

Lá da venda

Los detalles, la calidad de su gastronomía y la buena atención de las personas que trabajan allí, hacen de Lá da venda un local encantador.

Para quien ande caminando por las hermosas callecitas de Vila Madalena, visitando el colorido Beco de Batman y esté con vontade de hacer un parate de tarde, Lá da Venda es una muy buena opción.

 

Lá da Venda
Rua Harmonia, 161 – Vila Madalena, São Paulo
http://www.ladavenda.com.br
Cómo llegar / Como chegar: En mi caso siempre prefiero la opción metrô (subte) + caminar. Se puede bajar tanto en la estación Sumaré o Vila Madalena, ambas de la Linha 2 Verde. Después a pie son unos 1.400 metros.

 

– Otras opciones en São Paulo para la hora de la merienda

 

 

IMG_3092

Lá da venda