Café Tortoni

Tortoni de ahora, te habita aquel tiempo
(Viejo Tortoni – Héctor Negro)

 

Buenos Aires tiene infinidad de cafés y yo hacía varios años que no iba al Gran Café Tortoni. Sentarme en esas sillas de madera, la sala iluminada de tono amarillo, los vitrales en su techo, el mostrador a lo largo y el tintinear de tazas. Las columnas altas, sus mesas de mármol, los mozos de traje oscuro, jarritas de chapa y las paredes forradas cubiertas de cuadros.

Café Tortoni

A sala llena..

Café Tortoni

En colores, en el tiempo..

Café Tortoni

Menú del Café Tortoni

 

El Café Tortoni es de otro tiempo. Ubicado en la Avenida de Mayo al 800, en pleno centro de Buenos Aires, fue fundado en 1858 y permanece reluciente, testigo de años pasados.

Surgió como café ilustrado, el café parisino copiado en tierras sudacas. Basta ingresar en alguna de sus salas para percibir un aura de superioridad, de local refinado y exclusivo. Parte de esa Avenida de Mayo que imitaba el trazado y estilo de recovecos no-propios. Se convirtió en un lugar de encuentro y efervescencia cultural; de peñas, tango y escritores. Vio a Buenos Aires transformarse y la acompañó hasta tornarse en la ciudad cosmopolita que hoy en día es.

Café Tortoni

Café Tortoni

Café Tortoni

El mostrador y sus altísimas columnas..

Imagen

Personajes de renombre pasaron por allí (desde Benito Quinquela Martín hasta Alfonsina Storni, pasando por Raúl González Tuñón, Jorge Luis Borges y Carlos Gardel) y mientras uno está sentado hoy en sus mesas, tomando un café con leche con medialunas o un chocolate caliente con churros, da la sensación que estos señores podrían de un momento a otro volver a cruzar la puerta de entrada y acompañarte un rato. Porque el Café Tortoni genera eso, la fantasía de transportarnos a otra época.

Café Tortoni

Café Tortoni

Café Tortoni

Carlos Gardel, habitué del Café Tortoni

 

Si bien mantiene ese ambiente-pasado-construido, hay que reconocer que la gran cantidad de personas que lo frecuentan por las tardes (visitantes y también porteños) y los grupos de turistas que llegan con sus tours programados y sus salas reservadas, rompen un poco el hechizo de autenticidad que el Tortoni pretende imponer (charlando con el señor que se ubicaba en la entrada, me dijo “tiene que volver a la mañana, parece un café más de la ciudad”). Ya hace varios años que este antiguo bar se volvió casi una parada obligada para los turistas y viajeros que llegan a Buenos Aires.

Sin embargo, y a pesar de esa última salvedad, en ese mapa imaginario de cultura de café que recorre Buenos Aires, el Café Tortoni guarda un lugar privilegiado. ¿Por qué no ir a conocerlo?

 

 

Café Tortoni
Dirección / Endereço: Avenida de Mayo 825, Monserrat – C. A. de Buenos Aires
http://www.cafetortoni.com.ar
Teléfono: +54 11 4342-4328
Cómo llegar / Como checgar: Subte Línea A, Estación “Piedras”; Subte Línea C, Estación “Avenida de Mayo”.
Precios / Preços: Café con medialunas $32, Chocolate con churros $40 (septiembre 2013)
Horario: Lunes a sábados, de 08:00 a 03:30 hs. Domingos, de 08:00 a 01:00 hs.

 

__________________

 

Café Tortoni

Café Tortoni

Café Tortoni

Café Tortoni

Ese día elegimos con mi novio: chocolate con churros + café con leche con medialunas

Café Tortoni

Café Tortoni