Mural Mi Buenos Aires querido

Hace algunas semanas, caminando un poco por la ciudad, me topé con el mural “Mi Buenos Aires querido” realizado por el artista uruguayo Carlos Páez Vilaró. Está ubicado sobre la Avenida Figueroa Alcorta, en la intersección con la calle Tagle, a pocas cuadras de la Floralis Genérica (un post sobre la flor metálica aquí).

Nunca antes lo había visto, al menos no recordaba haberlo hecho. Cuántas veces había pasado por ese lugar caminando, en auto, en colectivo, y sin embargo no tenía ningún recuerdo de la obra que ya lleva 25 años ocupando aquella medianera.

Mural Mi Buenos Aires querido de Carlos Páez Vilaró

Brilla el sol. Un Gardel sonriente, el puerto y la Usina de La Boca, caballos corriendo en el hipódromo de Palermo y Maradona gambeteando con una pelota. Una pareja apasionada bailando tango, edificios, cúpulas y un canillita vendiendo el diario matutino. Y el Obelisco, claro, en la corbata de Gardel.

Mural Mi Buenos Aires Querido 01

Todo eso es Buenos Aires para Páez Vilaró, o al menos todo eso era la ciudad que retrató en 1989 (¿cómo sería hoy, en el 2013?). Una suma de símbolos, un recorte. Representaciones urbanas, porteñas, en una pared en el medio de la transitada Avenida Figueroa Alcorta.

Me puse a pensar cómo sería Mi Buenos Aires querido, cómo sería si tuviese que condensar a Buenos Aires sobre una pared. Con qué colores la retrataría, las figuras que elegiría, las personas. La distribución del espacio, las formas, las calles. Quizás algunas palabras.

Qué difícil. Por suerte, no sé dibujar.

 

Mural Mi Buenos Aires querido de Carlos Páez Vilaró
Avenida Figueroa Alcorta y Tagle
Palermo – C. A. de Buenos Aires
Cómo llegar:
Colectivos 67 y 130

 

Mural Mi Buenos Aires querido de Carlos Páez Vilaró

Mural Mi Buenos Aires querido de Carlos Páez Vilaró

Mural Mi Buenos Aires querido de Carlos Páez Vilaró